Seguridad

Seguridad

Para la Autoridad Portuaria, la seguridad en todas sus actuaciones es un principio irrenunciable. Desde el Centro de Control se supervisa toda la operativa portuaria y se controla tanto el acceso al recinto portuario como la actividad que se está desarrollando en los muelles.

El Puerto de Vilagarcía cuenta entre otras con las siguientes medidas de seguridad y Protección para las personas, instalaciones y buques:

  • Recinto vallado en todo su perímetro, salvo las áreas abiertas al uso público (puerto ciudadano).
  • Sistema de control de accesos tanto para vehículos como para personas.
  • Video-vigilancia y supervisión a cargo de la Policía Portuaria, 24/h día

Control de Accesos

Al tratarse de un área con restricciones de acceso por motivos de seguridad, de conformidad con la legislación vigente, la entrada al recinto portuario exige identificación en el momento de la entrada, o bien acreditación previa. Los permisos tanto puntuales como de larga duración pueden gestionarse a través del portal de autoacreditaciones de la Autoridad Portuaria, https://accesos.portovilagarcia.es/.

Plan Interior Marítimo

El Plan Interior Marítimo es el instrumento por el cual la Autoridad Portuaria de Vilagarcía define la estrategia de actuación ante un suceso de contaminación marina, entendido como un acontecimiento o serie de acontecimientos del mismo origen que supongan la introducción directa o indirecta en el medio marino de sustancias o energía que provoquen o puedan provocar efectos nocivos (como riesgos costeros, incluida la pérdida de biodiversidad, los obstáculos a las actividades marítimas, especialmente a la pesca, al turismo, a las actividades de ocio y demás usos legítimos del mar, una alteración de la calidad de las aguas marinas que limite su utilización y una reducción de su valor recreativo, o, en términos generales, un menoscabo del uso sostenible de los bienes y servicios marinos), y que exijan medidas de emergencia u otra respuesta inmediata.

Una versión simplificada del Plan Interior Marítimo de la Autoridad Portuaria está disponible para descarga en esta sección.

Código ISPS

La Autoridad Portuaria de Vilagarcía cumple con el código internacional para la protección de los buques y de las instalaciones portuarias, o Código ISPS, adoptado por la Organización Marítima Internacional (OMI), para establecer un marco internacional, en el ámbito marítimo, de cooperación para detectar amenazas y adoptar medidas preventivas. Este código exige la elaboración y mantenimiento, tanto a nivel de la Autoridad Portuaria como de las empresas asentadas en el recinto portuario, de un Plan de Protección de la Instalación Portuaria o PPIP, basándose en una evaluación y que comprende los tres niveles de protección. El objeto de este documento es recoger las medidas apropiadas para prevenir accesos no autorizados a la instalación, buques o zonas restringidas, garantizar la protección de la carga y equipos para la manipulación de la misma, entre otros fines.

Los códigos del Puerto de Vilagarcía de Arousa son:
Port ID number: 19565
UN locator: ESVIL

Coordinación de Actividades empresariales

La coordinación de las diferentes actividades que se desarrollan en el recinto portuario es también competencia de la Autoridad Portuaria.

Todas las personas físicas o jurídicas contratadas por la Autoridad Portuaria para la realización de alguna actividad deberán acreditar haber llevado a cabo la coordinación de actividades empresariales. La coordinación de actividades empresariales exige siempre la entrega, por parte de la empresa u organismo contratado y con carácter previo al comienzo de cualquier actuación, de la documentación requerida por la Autoridad Portuaria de acuerdo con los modelos establecidos; adicionalmente, podrán requerirse acciones adicionales durante la ejecución de los trabajos. Será competencia de la empresa el traslado de las directrices apropiadas a los trabajadores que realicen trabajos en el dominio público portuario para la Autoridad Portuaria.

Simulacros

La Autoridad Portuaria de Vilagarcía desarrolla periódicamente simulacros con el objetivo de poner a prueba el funcionamiento de sus planes de actuación en caso de emergencia. La realización de este tipo de ejercicios permite verificar el nivel de preparación para hacer frente a diferentes tipos de emergencias, testar los tiempos de respuesta ante las situaciones planteadas y comprobar el correcto funcionamiento de los mecanismos de coordinación entre las diferentes instituciones y empresas participantes.